Skip to main content

La calidad de un vino está íntimamente relacionada con su color. Nuestro colorímetro portátil permite una definición precisa del color, cercana a la percepción humana, lo que le permite lograr un tono específico o monitorear cambios de color durante todo el proceso de elaboración del vino.

Main features

Los resultados se indican en coordenadas Lab* y LCh*, muy utilizadas en otros sectores (como la pintura y la cosmética), garantizando así una definición del color más precisa y cercana a la percepción del ojo humano.

El dispositivo le permite analizar una sola muestra o compararla con un color objetivo predefinido y es capaz de almacenar hasta 350 mediciones y registrar hasta 30 colores de referencia.

Los usuarios tienen la capacidad de monitorear el color durante todo el proceso de elaboración del vino para lograr el tono final deseado y comparar rápidamente el color de sus mezclas con el tono de referencia.

En comparación con las prácticas actuales de pruebas de laboratorio, realizar comprobaciones de color en tiempo real evita cambios no deseados resultantes de la exposición al oxígeno durante el muestreo o los retrasos en los análisis.