Skip to main content

Equipada directamente con un sensor PSt3 o PSt6 precalibrado, la sonda de inmersión garantiza una gran precisión en la medición, ya sea del oxígeno disuelto en el vino o en fase gaseosa. Disponible en varias longitudes, se adapta a diversas aplicaciones en la bodega.

Main features

Dependiendo de las necesidades específicas de la aplicación, la sonda de inmersión está disponible en tres longitudes diferentes: 5 metros, 10 metros y 15 metros. Esto permite una flexibilidad óptima al medir en contenedores de diferentes tamaños.

Para condiciones más exigentes, también está disponible una versión reforzada de la sonda de inmersión, que asegura una mayor durabilidad y resistencia incluso en los entornos más difíciles.

Para mediciones en grandes volúmenes de vino, se necesita un peso para lastrar la sonda.