Skip to main content

Minimizar la exposición al oxígeno durante el embotellado es esencial para evitar la oxidación prematura. Una exposición aleatoria al oxígeno también puede resultar en variaciones significativas entre las botellas. Los cientos de auditorías que hemos realizado a lo largo de los años en diversos tipos y tamaños de equipos han demostrado el desafío que representa la gestión de este proceso para las bodegas y las empresas de embotellado.

Main features

Nuestros expertos evalúan todo el proceso de embotellado, desde el tanque de salida hasta el envase final (botella y/o Bag-in box), para identificar las posibles fuentes de aporte de oxígeno y las oportunidades de mejora.

Utilizando el TPO-metro Nomasense O2, realizamos mediciones de TPO en puntos críticos del proceso de embotellado para identificar cualquier desviación de los niveles objetivo y proporcionar recomendaciones para acciones correctivas.

Nos aseguramos de que su línea de embotellado esté correctamente calibrada, optimizando parámetros como las velocidades de llenado, el vacío y el uso de gases inertes para minimizar la exposición al oxígeno y alcanzar los niveles objetivo de TPO.

Nuestro equipo ofrece formación a los operadores de las bodegas para implementar medidas de control de calidad adecuadas con el fin de reducir la toma de oxígeno y mejorar el control del TPO a lo largo del proceso de embotellado.