Skip to main content
Testimonios

Para Guillermo Marqués, el tapón SÜBR les permite acabar de afinar los vinos dando una buena crianza en botella, así como dar un paso más en sostenibilidad y visibilizar su proyecto ecológico en sus viñedos de altura.

Totó Marqués es una bodega familiar, con viñedos propios con el certificado de cultivo ecológico CCPAE, que desde el año 2015 se dedica al cultivo de la vid y a la elaboración de vinos tintos en Poboleda, Priorat. Recientemente, se ha iniciado un proyecto vitivinícola en Prades, un municipio de los pocos de Cataluña catalogado como pueblo con “encanto”, perteneciente a la comarca del Baix Camp, y situado a unos 950 metros de altura. Empezaron con la plantación de 4 hectáreas de viñedo en 2008, en una finca que está situada en el centro del bosque de Poblet, en las laderas de las Montañas de Prades y en suelo de licorella. Un espejo de sus parcelas en el Priorat. Existen datos que en la misma finca los monjes del monasterio de Poblet cultivaban uvas antes de la filoxera. Su plan de acción se basa en recuperar zonas de cultivo hacia mayores altitudes y la recuperación de variedades de uva, priman el riego y la gestión del suelo sostenible. Reutilizan subproductos del proceso de elaboración para la mejora de la biodiversidad y la materia orgánica del suelo, y utilizan el tipo de enología y la tecnología más sostenible para mejorar la huella ambiental, así como la producción de su vino con base a materiales reciclables (el 100% de los productos de packaging y comercialización son reciclables: etiquetas, cajas, botellas, tapones…). Con el programa Vinventions Angel se ayudará a Totó Marqués con el acondicionamiento de la viña, a aprovechar los residuos de poda y el uso de materiales reciclables para la expedición de sus nuevos vinos blancos.

Tags