Skip to main content
Testimonios

El primer contacto que tuvo Ken con el vino fue Kentucky mientras trabajaba como camarero para financiar sus estudios. Pronto dejó ese trabajo para estudiar enología y viticultura en la UC-Davis. Tras graduarse, pasó ocho años en Ventana y Talbott en la costa central de California. En 1986, junto con su familia y 10 barriles en el remolque, Ken se mudó a McMinnville y fundó Panther Creek Cellars. Doce años después, fundó Ken Wright Cellars en el centro de Carlton.

Más de treinta años de elaboración de vino le han enseñado a Ken una verdad sencilla: la materia prima lo es todo. Debe tener razón, porque ha acumulado más de 130 calificaciones de 90 o más puntos de Wine Spectator, 30 de ellas siendo de 93 puntos o más. Ha sido nombrado por todas las principales (y muchas otras) publicaciones de vino, reconocido como uno de los enólogos más destacados de Oregón.

Entrevista a Ken Wright

P: Describe tu momento revelador en el que te enamoraste del vino.

Cuando era joven, trabajaba en un restaurante en Lexington, Kentucky, un restaurante realmente genial. Pero los vinos no se vendían y el dueño estaba desesperado. No sabíamos cómo venderlos; nunca los habíamos catado. Así que implementamos un programa de degustación semanal, región por región, y el vino que me impactó fue un Volnay Caillerets de Bouchard del 1971. Fue cautivador. Casi no podías hablar después de probarlo. He estado hablando de este vino desde entonces. Y luego el año pasado, cuando estaba en Nueva York para la experiencia de Wine Spectator, cenábamos en Daniel Boulud, y allí estaba. Tenían una botella restante que provenía de un coleccionista privado. Todo volvió a mí en ese momento. Por esto estamos en este negocio.

P: ¿Tienes una filosofía de elaboración de vino o sobre el vino que quieras compartir con los demás?

Este negocio se basa en relaciones, como todas las cosas grandes. Es poderoso. Hemos trabajado con muchos viticultores, muchos de ellos durante 25 años o más, y lo que te lleva a través de los ciclos, los períodos difíciles, es la calidad de las relaciones que tienes. Siempre y cuando hagas exactamente lo que dices que vas a hacer, siempre y cuando sigas adelante, todo sale bien.

P: ¿Qué te llevó a elegir/decantarte por los tapones Nomacorc PlantCorcs?

Fui el primero en usar Nomacorc en 2002. Lo hicimos para proteger la inversión que hacemos en la viticultura. Nuestro enfoque se basa en la nutrición. Es un método japonés que adoptamos hace 20 años. Es MUCHO más caro que lo orgánico, MUCHO más caro que lo biodinámico. Porque requiere una investigación real. No es solo una receta.

Plantas un viñedo, cuidas de él; es un gran agujero negro de trabajo y dinero. Y luego esperas. Esperas ese momento en el que el sistema de raíces es lo suficientemente profundo como para conectarse con la roca madre y comienzas a obtener todos estos detalles en el vino, te estás conectando con el lugar de una manera muy específica. Y permitir que un cierre arruine eso, esa inversión, mi vida, mi empresa, todos los que han dado todo para cuidar este viñedo y protegerlo en nuestra bodega… que un cierre arruine eso… es intolerable.

Ken Wright
Fundador de Ken Wright Cellars

P: ¿Quién te inspira personalmente, ya sea en el mundo del vino o en cualquier otro reto?

Mis hijos. Cada mañana, me dirijo a la bodega con un plan claro para enseñarles algún aspecto importante de la elaboración de vino o del negocio del vino. Cada noche regreso a casa, humilde. A menudo me enseñan más de lo que yo les enseño… como el equilibrio entre el trabajo y la vida, y vivir en el momento, abrazar el mundo y las personas que nos rodean. Me dejan asombrado.

P: ¿Cuál es la tendencia más sobrevalorada en el vino en la actualidad?

Cada generación necesita algo en lo que basarse. El vino natural es una de esas cosas. Es absurdo. No tiene ningún fundamento. La característica más básica es que no usas azufre. Eso es lo único en lo que pueden enfocarse. Pfff.

P: ¿Qué nuevos enólogos o líderes de la industria te emocionan más y por qué?

Mi hijo, Cody, lo está rompiendo con Purple Hands. Los vinos son hermosos. Y otras personas que conozco, que no son nuevas, no son jóvenes, pero son más jóvenes que yo… Josh Bergström, Adam Campbell de Elk Cove, Thibaut Morey de Domain Morey-Coffinet, Michael Bindi en Macedon Ranges, al norte de Melbourne, Blaire Walter de Felton Road.

P: Si no fueras enólogo o te dedicaras a los negocios del vino, ¿qué estarías haciendo?

Snowboarding. No hay nada más que haga tan bien como la elaboración de vinos, así que mi respuesta es el snowboarding. No soy imprudente, pero me gusta la velocidad. Realmente me gusta la velocidad.

P: ¿Qué pasaría si dejas algo al azar en la bodega o en la vida?

Aquí estoy, 40 años después, y es sorprendente lo que no sé. Es increíble lo que desconocemos. Siempre estamos experimentando. Cada año vemos cosas que no habíamos visto antes. Llega un momento en el que te das cuenta de que no vas a vivir lo suficiente para enfrentar todas las bolas curvas que la Madre Naturaleza te lanzará. Darte cuenta de eso te mantiene en el momento y alerta para que no entres en pánico. Te proporciona un mejor marco de referencia.

P: ¿Cómo ha cambiado la perspectiva del tiempo tu enfoque en el vino?

#1 Las personas no son tan importantes como la viticultura. #2 Debes estar alerta. Cada año ocurre algo que no has visto antes y tienes que reaccionar. No hay una fórmula. #3 No “modifiques” los vinos. Protégelos a toda costa, pero permíteles ser lo que son. No persigas lo que crees que le gusta al público. Respeta el lugar en el que te encuentras. Confía en la capacidad de la planta para conectarnos con ese lugar.

Tags